Ndala Kasheba · Refugees

Los conflictos y la agitación política en el Congo de los años sesenta hizo que un gran número de bandas musicales de las regiones orientales del país sintiesen la necesidad de buscar ambientes más tranquilos donde poder tocar. Muchos músicos hicieron las maletas y marcharon hacia Uganda, Kenia y otros países vecinos. Ndala Kasheba (Lubumbashi, Rep. Democrática del Congo, 1947 – Daar es-Salam, Tanzania, 2004) viajó hasta Tanzania, donde, a través de diversas formaciones musicales, desarrolló el sonido acústico de la guitarra de doce cuerdas que caracteriza su universo musical. Vivió treinta años de su vida como refugiado.

Kasheba se hizo acompañar por las voces de los niños de YCIC, una organización de Daar es-Salam, que trabaja con niños abandonados, para grabar “Refugees”, una canción que exige un mundo mejor y que dedicó a sus hijos y a los hijos de los refugiados de todo el mundo. El vídeo original de este tema se grabó en Tanzania, aunque el director planteó la idea de poner un proyector en la ventana de un coche y proyectar las imágenes el calles de los Angeles (EEUU), en las cuales pasan cada noche más de cien mil sin techo. El resultado quiere ser una expresión visual poética que ponga a la luz sobre los obstáculos comunes a los que se enfrentan todas las naciones que trabajan para conseguir la igualdad y la dignidad para todos.
 
 
 

 
 

REFUGEES

La liberté
La paix
La fraternité
Ce monde nous appartient
Aimons-nous les uns les autres

Il est bon de vivre sous le toit de sa maison
Où il fait chaud dans le foyer en compagnie de sa famille
La vie d’un réfugié est triste et pleine de doleurs
Il faut bien de rentrer chez soi et refais de nouveau la vie
Créons l’amour ne faisons pas la guerre

La vie de haine et de rancune est finie
Vivons ensemble comme nous vivions dans le temps
La guerre est finie
Voici la paix maintenant qui pointe à l’horizon
Oublions le passé et voyons l’avenir
Tout ce que je chante je l’ai découvert dans tes yeux de désespoir

Aimons-nous les uns et les autres
Pour un monde meilleur, un monde de joie
Un monde d’amour, un monde de vie
Ne nous tuons pas comme des animaux
Ayons pitié de la nouvelle génération
Ce monde de merveilles nous appartient
Dieu nous l’a donné
Construisons la fraternité

Arrête de pleurer et sèche tes larmes
C’est le moment de rentres au pays
La situation est calme
La vie est devenue tranquille et normale
Rentre au pays pour le développement
Réunisse tes forces pour le bâtir
Les enfants demandent l’éducation pour leur avenir

Il est bien de vivre sous le toit de sa maison
Où il fait chaud dans le foyer en compagnie de sa famille
La vie d’un réfugié est triste et pleine de doleurs
Il faut bien de rentrer chez soi et refais de nouveau la vie
Créons l’amour ne faisons pas la guerre

Refugees

Dieu nous l’a donné
Liberté
Paix
Et fraternité
Ce monde nous appartient
Aimons-nous les uns les autres
Ne nous tuons pas comme des animaux
Dieu nous l’a donné

REFUGIADOS

La libertad
La paz
La fraternidad
Este mundo nos pertenece
Amémonos unos a otros

Es bueno que cada cual viva bajo el techo de su casa
En donde hay calidez, en compañía de su familia
La vida de un refugiado es triste y está llena de dolores
Es necesario volver a casa y rehacer la vida
Creamos el amor y no la guerra

La vida de odio y rencor acabó
Vivamos juntos, como convivíamos tiempo atrás
La guerra terminó
He aquí la paz, que señala el horizonte
Olvidemos el pasado y miremos hacia el futuro
Todo lo que canto lo he descubierto en tus ojos de desesperación

Amémonos unos a otros
Por un mundo mejor, un mundo de alegría
Un mundo de amor, un mundo de vida
No nos matemos como animales
Tengamos piedad de las nuevas generaciones
Este mundo maravilloso nos pertenece
Dios nos lo dio
Construyamos fraternidad

Deja de llorar y secate los ojos
Es hora de volver a casa
La situación está tranquila
La vida está calmada y normal
Vuelve a casa para el desarrollo de tu país
Coge fuerzas para reconstruir
Los niños piden educación para su futuro

Es bueno que cada cual viva bajo el techo de su casa
En donde hay calidez, en compañía de su familia
La vida de un refugiado es triste y llena de dolores
Es necesario volver a casa y rehacer la vida
Creamos el amor y no la guerra

Refugiados

Dios nos lo dio
Libertad
Paz
Fraternidad
Este mundo nos pertenece
Amémonos unos a otros
No nos matemos como animales
Dios nos lo dio

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *