Mi historia no se puede borrar

Su nombre significa “esperanza”, un sentimiento que Emel Mathlouthi (Túnez, 1982) supo transmitir a la juventud tunecina que en 2011 ansiaba recuperar la libertad perdida bajo el régimen de Ben Ali. Fue la voz de la Revolución de los Jazmines en su país (es la autora de “Kelmti horra”, el himno de esa revuelta) y de la Primavera Árabe que posteriormente se extendió a Egipto y otros estados musulmanes.

“Nací en Palestina” se basa en una canción popular griega (“Tragoudi Ton Gifton”) obra de la compositora Dionysia Tsaknis. En su adaptación, Emel Mathlouthi conserva la esencia del mensaje original y lo pone en boca de una hipotética ciudadana palestina. La segunda parte de la canción, cantada en árabe, repite los mismos versos cantados previamente en español pero redondeados con la frase “mi historia no se puede borrar”.
 
 
 

 
 

NACÍ EN PALESTINA

No tengo lugar
Y no tengo paisaje
Yo menos tengo patria

Con mis dedos hago el fuego
Y con mi corazón te canto
Las cuerdas de mi corazón lloran

Nací en palestina
Nací en palestina

No tengo lugar
Y no tengo paisaje
Yo menos tengo patria

ما عندي مكان
و ما عنديش زمان
و ما عنديش بلاد

من يديا نصنع نار
من قلبي البلار
نجرحلك وتر حزين

مولود في فلسطين
مولود في فلسطين

ما عندي مكان
و ما عنديش زمان
و ما عنديش بلاد

مولود في فلسطين
مولود في فلسطين

تاريخي عمرو ما يتمحى
 

Emel Mathlouthi. Foto: Alex + Iggy Creative Studio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *