Himno de Europa

Las fronteras siguen siendo un instrumento de los privilegiados, un síntoma de la desigualdad global que nos rodea. Con un compromiso poético y social insobornable, el músico barcelonés Enric Montefusco (Barcelona, 1977) retrató esta realidad en “Himno de Europa” (2016). Un canto impregnado de ironía que mete el dedo en la llaga: La infamia de una Europa fortaleza que favorece el flujo del capital y obstaculiza el paso de las personas.

En paralelo y a través de imágenes en crudo grabadas en la antesala del salto a la valla, la documentalista Mireia Pujol nos obre los ojos a la verdad descarnada. La tragedia y la gran vergüenza, sin filtros ni maquillaje.

 


 
 

HIMNO DE EUROPA

Entre quejidos y voces delirantes
Llantos de niño y canciones de hambre
Va a la deriva y se hunde el aguante
Una barca y sus tripulantes
Con pies descalzos y amor de sus madres
Ha pasado de largo el rescate
Porque no tienen dinero

Dinero, dinero, dinero
Yo solo respeto el dinero

Entre vasijas y cuernos de elefantes
Piedras preciosas y sedas elegantes
Se abre el paso al mejor navegante
Cruje la madera y sopla el Levante
En un barco sin tripulantes
Con huellas de botas y gotas de sangre
Se abre el paso al dinero

Dinero, dinero, dinero
Dinero, dinero, dinero
Ya llega a puerto el dinero

¡Europa, Europa! ¡Que viva la Copa de Europa!
¡Europa, Europa! ¡La Champions y la Recopa!
¡Europa, Europa! ¡Que viva la Copa de Europa!
¡Europa, Europa! ¡Que corran tras la pelota!

¡Oé, oé, oé, oé…!
 
 

Fotograma del vídeo “Himno de Europa”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *