Guy Clark · Immigrant eyes

Guy Clark (Monahans, TX, 1941 – Nashville, TN, 2016) acostumbraba comparar su oficio de compositor de canciones con el de carpintero. El trabajo paciente, con mesura, que va dando forma a una idea. Sus discos estuvieron bastante reñidos con el éxito comercial, pero el nivel emocional de su trabajo trascendió cifras de ventas y géneros musicales. Acabó convirtiéndose en el arquetipo de cantautor de country moderno en el que se fijan los artistas más jóvenes y al que admiran los grandes escritores. Es uno de los trovadores folk más influyentes de Estados Unidos.

Más de cien millones de norteamericanos son descendientes de inmigrantes que llegaron al país a través de Ellis Island, un islote situado ante el puerto de Nueva York que se convirtió en la puerta de entrada a los Estados Unidos para aproximadamente doce millones de migrantes entre el 1892 y el 1954. Concebido como aduana, allí se les inspeccionaba legal y médicamente antes de permitirles la entrada en el país o simplemente deportarlos (también era conocido como “la isla de las lágrimas”). “Immigrant Eyes” no es únicamente un ejercicio de memoria histórica, sino que además pone en valor el sacrificio y el coraje de la experiencia vital del inmigrante.
 
 
 

 
 

IMMIGRANT EYES

Oh Ellis Island was swarming
Like a scene from a costume hall
Decked out in the colors in Europe
And on fire with the hope of it all
There my father’s own father stood huddled
With the tired and hungry and scared
Turn of the century pilgrims
Bound by the dream that they shared
They were standing in lines just like cattle
Poked and prodded and shoved
Some were one desk away from sweet freedom
Some were were torn from someone they love
Through this sprawling Tower of Babel
Came a young man confused and alone
Determined and bound for America
And carryin’ everything that he owned

Sometimes when I look in my grandfather’s immigrant eyes
I see that day reflected and I can’t hold my feelings inside
I see starting with nothing and working hard all of his life
So don’t take it for granted say grandfather’s immigrant eyes

Now he rocks and stares out the window
But his eyes are still just as clear
As the day he sailed through the harbor
And come ashore on the island of tears
My grandfather’s days are numbered
But I won’ t let his memory die
‘Cause he gave me the gift of this country
And the look in his immigrant eyes

Sometimes when I look in my grandfather’s immigrant eyes
I see that day reflected and I can’t hold my feelings inside
I see starting with nothing and working hard all of his life
So don’t take it for granted say grandfather’s immigrant eyes

OJOS DE INMIGRANTE

Oh, Ellis Island era un hormiguero
Como una escena de un baile de disfraces
Engalanada con colores europeos
Enardecida por tanta esperanza
Allí estaba el padre de mi padre
Acurrucado, con aquellos fatigados, hambrientos y asustados
Los peregrinos del cambio de siglo
Unidos por el sueño que compartían todos ellos
Se esperaban en filas, como el ganado
Empujados y golpeados y embestidos
Algunos estaban a un mostrador de la dulce libertad
Otros dejaban atrás a alguien a quien amaban
De esta gran Torre de Babel
Salió un joven confuso y solitario
Con determinación para consolidarse en América
Llevando encima todo lo que poseía

A veces, cuando miro a los ojos de inmigrante de mi abuelo
Veo aquel día reflejado en ellos y no puedo reprimir mis sentimientos
Le veo empezando de la nada y trabajando duro toda su vida
Así que no des nada por hecho, dicen los ojos de inmigrante de mi abuelo

Ahora está sentado en un balancín y mira fijamente por la ventana
Pero sus ojos continúan siendo tan claros
Como el día que navegó por el puerto
Hasta tocar tierra en la isla de las lágrimas
Mi abuelo tiene los días contados
Pero no dejaré que su memoria muera
Porque me dio el regalo de este país
Y la mirada en sus ojos de inmigrante

A veces, cuando miro a los ojos de inmigrante de mi abuelo
Veo aquel día reflejado en ellos y no puedo reprimir mis sentimientos
Le veo empezando de la nada y trabajando duro toda su vida
Así que no des nada por hecho, dicen los ojos de inmigrante de mi abuelo

 

Guy Clark, 2013. Foto de Jim McGuire.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *