Eric Bibb · Refugee moan

Eric Bibb (Nueva York 1951), veterano de la escena del blues, es un emigrante. Ha vivido en Escandinavia desde los años 70, cuando abandonó los Estados Unidos, desilusionado con el despropósito de la guerra del Vietnam y lo que consideró un fracaso del Movimiento por los Derechos Civiles. Nació en una familia con pedigrí musical ilustre, hecho que le permitió vivir expuesto a un constante desfile de las personalidades más relevantes del mundo del folk, el blues y la música étnica norteamericana. Este eclecticismo se convirtió en una fuerza motriz fundamental del desarrollo de su propia carrera artística, que ya le ha visto editar una treintena larga de discos.

La inquietud ante la situación de los refugiados de todo el mundo le movió a abordar este drama en “Migration Blues” (2017), una colección de canciones acústicas y textos sencillos que señalan al miedo y la ignorancia como principal problema, y no a los refugiados, a los que califica de “compañeros valientes que huyen de situaciones extremas”. El disco empieza con “Refugee Moan”, una plegaria por la estabilidad y la liberación que encuentra inspiración en palabras de la poeta Warsan Shire: “Nadie deja su casa a no ser que su casa sea la boca de un tiburón. Nadie pone a sus hijos en una barca, a menos que el agua sea más segura que la tierra”.

 

 

REFUGEE MOAN

If there’s a train that will take me there
Take me where I can live in peace
Oh, Lord, take me onboard, don’t leave me here
Let me ride that train

If there’s a ship gettin’ ready to sail
Let me stand at the rail when it pulls from shore
Deliver me from this place I know
Desecrated by the madness of war

If there’s a road to a peaceful country
Where the people have pity on a homeless man
Lord, make that highway my way
Make it my road to the Promised Land

Send a prayer to provide protection
For all the people in the world just like me
Lord, I’ll pray each an’ every night
Charge my connection, Lord, help me pray

If there’s a day in our tomorrow
When fear an’ sorrow is all gone
Send us a song to keep us strong
Lord, keep us singin’ as we carry on

GRITO DEL REFUGIADO

Si hay un tren que me lleve hasta allí
Llévame a donde pueda vivir en paz
Oh Señor, súbeme al tren, no me dejes aquí
Déjame viajar en ese tren

Si hay un barco preparándose para navegar
Déjame estar allí arriba cuando se aleje de la costa
Líbrame de este lugar
Profanado por la locura de la guerra

Si hay un camino hacia un país pacífico
Donde la gente tenga piedad de un “sin techo”
Señor, haz de este camino mi ruta
Haz que sea mi camino a la Tierra Prometida

Envía una plegaria que ofrezca protección
A toda la gente del mundo que se encuentra como yo
Señor, rezaré sin falta cada día
Dame fuerza, Señor, ayúdame a rezar

Si hay un día en nuestro mañana
En el que el miedo y la pena hayan desaparecido del todo,
Mándanos una canción que nos mantenga fuertes
Señor, haz que la cantemos mientras vamos avanzando

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *