Deportados

El paso de los años ha convertido a Woody Guthrie (Okemah, OK, 1912 – New York, NY, 1967) en una figura monumental de la música folk estadounidense. Compositor y escritor incansable, retrató la vida del proletariado norteamericano durante los años que van de la Gran Depresión hasta el baño de sangre de la Segunda Guerra Mundial. Recolectó y cantó historias sobre campesinos y soldados, sindicalistas y malhechores, vagabundos y presos; canciones de amor y para niños, de emigrantes y desplazados, de explotados y explotadores. Fue un firme luchador antifascista en época de Hitler y Mussolini. En su guitarra se podía leer la inscripción “Esta máquina mata fascistas”.

Pete Seeger (New York, NY, 1919-2014), probablemente la figura más importante del renacimiento de la música folk estadounidense. Fue un defensor imperturbable de los derechos civiles, la paz, la igualdad y la conservación del medio ambiente. Convencido del enorme poder que conservan las canciones, difundió su repertorio de manera obstinada, despertando muchas sinergias y generando movimientos pacíficos contra las injusticias.

La canción “Plane wreck at Los Gatos” ( “Accidente de avión en Los Gatos”, también conocida como “Deportados”) se basa en los hechos ocurridos el 28 de Enero de 1948, durante la vigencia del controvertido programa bracero en virtud del cual Estados Unidos permitía la entrada al país a trabajadores mexicanos por un tiempo limitado. La canción fue una respuesta visceral de Guthrie después de leer la noticia sobre el accidente de un avión fletado por el Servicio Federal de Inmigración que se había estrellado de madrugada en Los Gatos Canyon, al Oeste de San Francisco, y en el que viajaban 32 pasajeros, la mayoría de ellos trabajadores mexicanos que habían finalizado sus contratos e inmigrantes indocumentados que eran devueltos a su país de origen. No hubo supervivientes. La redacción de la noticia ofrecía un perfil detallado de los cuatro estadounidenses muertos en la tragedia pero reducía los otros 28 muertos a la condición de “deportados mexicanos”, lo que indignó y motivó el autor.

Las dos primeras líneas de la canción son una protesta contra las políticas gubernamentales de la época, que pagaban a los agricultores para destruir sus cosechas y mantener así tanto las producciones como los precios elevados.
 
 
 

 
 

PLANE WRECK AT LOS GATOS (“DEPORTEE”)

The crops are all in and the peaches are rott’ning
The oranges piled in their creosote dumps
They’re flying ’em back to the Mexican border
To pay all their money to wade back again

Goodbye to my Juan, goodbye, Rosalita
Adios mis amigos, Jesus y Maria
You won’t have your names when you ride the big airplane
All they will call you will be “deportees”

My father’s own father, he waded that river
They took all the money he made in his life
My brothers and sisters come working the fruit trees
And they rode the truck till they took down and died

(Chorus)

Some of us are illegal, and some are not wanted
Our work contract’s out and we have to move on
Six hundred miles to that Mexican border
They chase us like outlaws, like rustlers, like thieves

(Chorus)

We died in your hills, we died in your deserts
We died in your valleys and died on your plains
We died ‘neath your trees and we died in your bushes
Both sides of the river, we died just the same

(Chorus)

The sky plane caught fire over Los Gatos Canyon
A fireball of lightning, and shook all our hills
Who are all these friends, all scattered like dry leaves?
The radio says, “They are just deportees”

(Chorus)

Is this the best way we can grow our big orchards?
Is this the best way we can grow our good fruit?
To fall like dry leaves to rot on my topsoil
And be called by no name except “deportees”?

(Chorus)

ACCIDENTE DE AVIÓN EN LOS GATOS (“DEPORTADOS”)

Ya se han hecho las cosechas y los melocotones se están pudriendo
Las naranjas se amontonan en los depósitos de creosota (*)
Les hacen coger un vuelo hacia la frontera mexicana
Para volver a pagar todo lo que tengan y cruzarla de nuevo

Adiós, querido Juan, adiós, Rosalita
Adiós, amigos míos, Jesús y María
No tendréis nombre al subir al gran avión
Solo os llamarán “deportados”

El padre de mi padre atravesó aquel río
Le cogieron todo el dinero que había ganado en la vida
Mis hermanos y hermanas trabajaron los frutales
Llevaron aquel camión hasta que se retiraron y murieron

(Estribillo)

Algunos de nosotros somos ilegales, y otros no son bien recibidos
Se nos ha acabado el contrato y debemos marchar
Seiscientas millas hasta la frontera mexicana
Nos persiguen como criminales, como ladrones

(Estribillo)

Morimos en vuestras colinas, morimos a vuestros desiertos
Morimos en vuestros valles, en vuestras llanuras
Morimos bajo vuestros árboles, morimos en vuestros arbustos
A ambos lados del río, morimos del mismo modo

(Estribillo)

El avión se incendió sobre Los Gatos Canyon
Una bola de fuego como un relámpago hizo tambalear nuestros cerros
¿Quiénes son todos estos amigos, esparcidos como hojas secas?
La radio dice “Solo son deportados”

(Estribillo)

¿Es esta la mejor manera de cultivar nuestras huertas?
¿Es esta la mejor manera de hacer crecer nuestra buena fruta?
¿Dejándolos caer como hojas secas para pudrirse en nuestro suelo
Y no llamarlos de otro modo que “deportados”?

(Estribillo)

 
(*) Creosota. f. Líquido oleoso, amarillento (incoloro cuando es puro) obtenido de la destilación de la madera, del alquitrán, etc., que es una mezcla compleja de fenoles y sus ésteres, muy usado como antiséptico y expectorante o preservador de la putrefacción.
 
 

Pete Seeger (sentado, tocando un banjo) y Woody Guthrie (de pie), fotografiados por Leonard Rosenberg en 1950.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *