A les tres

Sovint, les persones migrades conviuen amb cert desànim que dificulta encara més la seva trajectòria vital. Sentiments com la tristesa, l’enyorança i la solitud són companys d’un viatge que moltes vegades s’inicia per la necessitat de millorar les condicions de vida dels familiars que es deixen enrere. En aquest context, moltes vegades les trucades setmanals d’uns pocs minuts són l’única manera de sentir a prop el més preuat que es té.

Des de l’Argentina i en perpètua sintonia amb el pop i el rock clàssics dels anys vuitanta, Los Enanitos Verdes van retratar la buidor fruit del desarrelament a “A las tres” (2006).

 


 
 

A LAS TRES

Sé que muchos no me quieren por aquí
Pero no hay trabajo donde yo nací
Se termina la jornada, el sol dice hasta mañana
Y las nubes se devuelven hacia el sur

Tengo una cama para descansar
Y una foto tuya si quiero soñar
Voy ha serte muy sincero
Aunque se gana buen dinero
Nunca en mi vida yo sentí esta soledad

Los domingos a las tres
Sabes que te llamaré
Para mí oír tu voz
Es la fuerza, las ganas de seguir

El entusiasmo algunas veces se me va
Con la rutina masticando mi verdad
Aunque el trabajo sea pesado
Yo me la aguanto y no me rajo
Es lo mejor que puedo hacer para los dos

Los domingos a las tres
Sabes que te llamaré
Para mí oír tu voz
Es la fuerza, las ganas de seguir

Los domingos a las tres
Sabes que te llamaré
Para mí oír tu vos
Es la fuerza, las ganas de seguir

Para darte algo mejor
Es que yo llegué hasta aquí
A ganar con mi sudor
Lo que tantas veces te prometí

Te prometí

 

Fotograma del videoclip “A las tres”.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *